Les Cavaliers Des Trois Palétuviers - Ils ne savaient pas que c'était impossible alors ils l'ont fait...

La carta del Presidente

Os doy la bienvenida en la web de nuestro club de ajedrez, "Les Cavaliers des Trois Palétuviers", literalmente “los Caballeros de los Tres Mangles”, ubicado en pleno bosque amazónico.
 
 
Este club posee varias características que lo hacen singular. Aquí están algunas de ellas:
 
-       Se creó en 2005, a raíz del programa del rectorado de Guyana “el ajedrez para el éxito escolar” para ayudar a la escolarización de los alumnos amerindios; el enfoque pedagógico destacado pone el cumplimento personal del niño ante todo. Eso no impide en ningún caso la búsqueda de la excelencia ajedrecista si el niño lo desea.
-       Por esto, limitamos los miembros únicamente a los niños del pueblo y a los adultos estrictamente necesarios para el funcionamiento del club. Además, para que todos los niños puedan disfrutar del club, la adhesión es gratuita, ya que consideramos esencial la gratuidad.
-       El club ha recibido en diversas ocasiones la aportación de la Federación Francesa del Ajedrez (FFe), el banco BNP Paribas y otros donantes. Que encuentren aquí nuestros agradecimientos.
-       Para acabar, un tremendo arrebato de solidaridad y de dedicación por parte de grandes jugadores han permitido ofrecer a los niños unas condiciones excepcionales para mejorar.
 
Sobre este último punto, me gustaría citar a Mathilde Congiu (WIM), nuestra madrina desde los inicios y 7 veces campeona de Francia, que ha venido 5 veces ya a Guyana. Se dedica igualmente a las funciones de Webmáster y de tesorera del club.
Recientemente, Delphine Gras, jugadora de ajedrez muy fuerte, se ha unido al equipo. En 2009, han dado ambas una excelente imagen del ajedrez durante la Feria de Saint George del Oyapock, jugando una cuantas simultaneas en Brasil. Delphine es también la secretaria de nuestro club.

Mathilde y Delphine son un perfecto ejemplo de equilibrio entre ajedrez de alto nivel y vida personal preservada. Así mismo, los niños del pueblo tienen un buen ejemplo, ya que deben aprender a combinar su modo de vida ancestral con la tecnología de este siglo.
El alma de este club debe mucho a la generosidad y a la disponibilidad de estas dos jugadoras, con notables calidades ajedrecistas y humanas.

Jugar al ajedrez es también un acto de reparto: compartir una pasión común y confrontarse es solo una de las posibilidades que da el juego. Destacan sobre todo, el intercambio y el respeto. Si el maestro y el principiante no se enfrentan directamente, comparten sin embargo un momento en el cual cada uno puede mejorar humanamente. Es esta, según nuestra concepción, la característica esencial.

Pueden ver a través las páginas de la web, una verdadera alegría de vida ajedrecista. En el club, disfrutamos jugando al ajedrez. Los resultados deportistas están propuestos y no impuestos. Pero para quién tenga ambición, estaremos detrás para apoyarlo al máximo e incluso conseguir un titulo!
Si desean conocernos mejor, o proponernos un proyecto, estamos a su disposición y les recibiremos en nuestro pueblo con mucho gusto.

 Atentamente,
Daniel Baur, Président

 
Assistant de création de site fourni par  Vistaprint